Gobernador boliviano corrupto en Paraguay pudiera ser una trampa para el Gobierno Lugo

Publicado en por javierperezdelema.over-blog.es

fernando-20lugo.jpgLa organización política advierte que las maniobras llevadas a cabo por el ex funcionario y sus cómplices paraguayos persiguen, por un lado, “proteger a un delincuente con ideología e intereses comunes”, con el objetivo de que no sea condenado en su país por corrupto. De la misma manera, intentan comprometer las relaciones amistosas y de cooperación entre los gobiernos de Lugo y su par boliviano, Evo Morales. “Mucho dependerá del buen criterio del Poder Ejecutivo, el que inevitablemente deberá muñirse del máximo de información, investigando a fondo la documentación aportada” por la ministra boliviana de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Nardi Suxo, y otras fuentes, indica la nota de prensa . El partido de izquierda recomienda al Poder Ejecutivo investigar y documentarse a fondo para emplear el derecho de asilo político como una herramienta esencial y evitar caer en la “trampa de proteger con esa figura política-jurídica a cualquier delincuente”. Tekojoja considera que este caso puede constituir una trampa más para el gobierno paraguayo y “es importante que la ciudadanía esté alerta”. Sobre la documentación presentada por Suxo, indica que prueban que Cossío es un prófugo de la justicia y no un perseguido político como ciertos sectores lo están presentando. Hay denuncias en su contra por corrupción desde el 2003, cuando era diputado y presidente de la Cámara Baja durante el Gobierno de Sánchez de Losada, quien también huyó del país hacia Estados Unidos con millones de dólares robados al pueblo, expresa el documento. El informe del Ministerio Público presentado por la ministra boliviana señala que existen 14 denuncias procesadas contra Cossío y un daño económico ascendente a alrededor de 50 mil dólares. Está previsto que en los próximos días la Conare se pronuncie sobre el otorgamiento de asilo político al ex gobernador, quien goza aquí de refugio provisorio por 90 días, mientras se aclare su caso.

Comentar este post