Uribe reconoce que consideró ordenar ataque contra Venezuela con conocimiento de EE.UU.

Publicado en por javierperezdelema.over-blog.es

uribe.jpg  El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, confirmó que estuvo dispuesto a enviar fuerzas militares de su país a violar la soberanía territorial de Venezuela para capturar a líderes insurgentes supuestamente refugiados en esa nación vecina, información que fue revelada previamente a través de un cable confidencial del departamento de Estado estadounidense filtrado por el sitio web WikiLeaks. En su cuenta de la red social Twitter, Uribe respondió a la revelación hecha por WikiLeaks y argumentó que su consideración, de actuar contra territorio venezolano, fue pensando en “proteger” al pueblo colombiano. El cable filtrado por WikiLeaks revela que Uribe abordó el tema en un encuentro con el jefe del estado mayor conjunto de Estados Unidos, Michael Mullen, que fue reportado por la embajada estadounidense en Bogotá en un informe fechado el 17 de enero de 2008. En esa conversación, Uribe señaló que estaba dispuesto a enviar fuerzas colombianas a Venezuela para que detuviesen a líderes de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) supuestamente refugiados clandestinamente en territorio de esa nación. La fecha del documento filtrado corresponde a poco menos de dos meses antes del bombardeo que fuerzas colombianas realizaron sobre la provincia nororiental ecuatoriana de Sucumbíos, donde masacraron a más de 20 personas que pernoctaban en un refugio temporal del las FARC, acción en la que se dio muerte al número dos del grupo insurgente, Raúl Reyes. Esa medida unilateral de Colombia motivó a una crisis diplomática con Ecuador, que consideró el accionar de las fuerzas colombianas como una flagrante violación a su soberanía territorial, lo motivó al presidente de ecuatoriano, Rafael Correa, a romper las relaciones diplomáticas con la nación vecina. Luego de conocida la acción inconsulta por parte de las fuerzas colombianas sobre Ecuador, el Gobierno de Venezuela, en su condición de país limítrofe con Colombia, también rompió sus vínculos con esta nación. Previamente, en 2004, se produjo otra crisis diplomática entre Colombia y Venezuela, cuando se produjo en Caracas el arresto de Rodrigo Granda, conocido como el canciller de las FARC, en una operación encubierta sin autorización del Gobierno venezolano. Durante su segundo periodo en el Gobierno (2006-2010), especialmente en los últimos meses, Uribe denunció en repetidas ocasiones que varios jefes de las FARC estaban supuestamente ocultados en Venezuela. Como pruebas de esas acusaciones, en julio pasado la delegación colombiana ante la Organización de Estados Americanos sólo presentó, ante el Consejo Permanente de ese foro hemisférico, fotos y gráficos de Google. Las acusaciones llevaron al presidente venezolano, Hugo Chávez, a romper nuevamente las relaciones con Colombia, que fueron restablecidas el 10 de agosto por el mandatario y el actual jefe de Estado colombiano, Juan Manuel Santos. El Gobierno venezolano siempre ha rechazado los señalamientos y ha ofrecido a Colombia la cooperación necesaria para enfrentar a los grupos insurgentes.

Comentar este post